Abrir menú

Liberbank Cartera Conservadora FI

El fondo busca el crecimiento del capital manteniendo su volatilidad anual máxima por debajo del 5%.

 

Invierte entre el 70-100% del patrimonio en IIC financieras aptas, armonizadas o no, pertenecientes o no al grupo de la Gestora. Principalmente serán IIC del Grupo de la Entidad en la que se delega la gestión (JPMorgan Chase & Co). Las IIC se seleccionarán según criterios cuantitativos/cualitativos ayudando a optimizar el binomio rentabilidad/riesgo de la cartera.

 

La cartera está compuesta por los fondos y proporciones que se indica en la ficha.

 

La Gestora podrá variar en cualquier momento la composición de la cartera, ajustándose en todo caso a los criterios de gestión y riesgo definidos para dicha cartera.

 

Esta Cartera de Fondos Inversión tiene un riesgo medio.

Contratar

Liberbank Cartera Conservadora FI

Ventajas

  • Permite, mediante la contratación de un único producto, acceder a una Cartera de Fondos de Inversión diversificada y adaptada a su perfil de riesgo.
  • Gestionado por una firma de reconocido prestigio mundial como JP Morgan Asset Management..
  • Gestión dinámica, ya que la gestora ajustará en todo momento y según las expectativas del mercado la composición de los fondos de inversión para cumplir con las expectativas de rentabilidad/riesgo de cada cartera.
  • Posibilidad de cambiar el perfil de riesgo de su inversión traspasando su patrimonio entre carteras, en cualquier momento, sin coste fiscal y sin comisiones de reembolso.
  • Liquidez inmediata, no imponiéndose ningún plazo para la inversión.
  • Control del riesgo, ya que aunque los fondos de inversión que integran cada cartera puedan variar a lo largo del tiempo, el riesgo global de la cartera se ajustará siempre al perfil de riesgo seleccionado por cada cliente.
Solicita más información sobre este producto
Fiscalidad

En el Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF), las ganancias o pérdidas patrimoniales generadas por reembolsos de participaciones de Fondos de Inversión, desde el 1 de enero de 2015, se integran en la Base Imponible del Ahorro, con independencia de la antigüedad de las participaciones y tributan a los siguientes tipos de gravamen:

 

BASE DEL AHORRO

 

 

Tramos

 

2018

 

Hasta 6.000 euros

 

 19%

 

6.000 a 50.000 euros

 

 21%

 

más de 50.000 euros

 

 23%

 

 

 

 

NOTA: la información indicada a continuación es de carácter general, no constituye asesoramiento fiscal y puede estar sujeta a futuras modificaciones de la normativa fiscal. Para los residentes fiscales en el País Vasco y Navarra, las referencias a la Ley del IRPF serán las que correspondan a la legislación foral propia con las especialidades que se establezcan en las mismas.

 

La ganancia o pérdida patrimonial, se determina por diferencia entre el importe de reembolso y el valor de adquisición; a estos efectos, se considera que se transmiten las participaciones que se han adquirido en primer lugar (criterio FIFO). En el caso de participaciones adquiridas con anterioridad al 31 de diciembre de 1994, la ganancia patrimonial obtenida, hasta alcanzar el valor liquidativo a 31 de diciembre de 2.005, se reduce en un 14,28% por cada año de tenencia, computado por exceso, hasta el 31 de diciembre de 1994.

 

Desde el 1 de enero de 2.015, esta reducción solo se podrá aplicar hasta que la suma acumulada del valor de transmisión de los bienes cuyas ganancias patrimoniales sean objeto de reducción, alcance los 400.000,00 euros por contribuyente, sin que puedan reducirse las ganancias a partir de este importe.

 

Existen reglas especiales para la integración y compensación en el IRPF de las pérdidas patrimoniales obtenidas en la transmisión de participaciones de Fondos de Inversión:

 

a) Estas pérdidas patrimoniales se podrán compensar con las ganancias patrimoniales que derivan de la transmisión de elementos patrimoniales.

 

b) Si el resultado de esta compensación es negativo,  el saldo se compensará con el saldo positivo resultante de integrar y compensar exclusivamente entre sí, los rendimientos del capital mobiliario procedentes de la participación en los fondos propios de entidades, de la cesión a terceros de capitales propios, de operaciones de capitalización, de determinados contratos de seguros y de la imposición de capitales,  con el límite del 20% (en 2017 )y del 25% (en 2018 y  siguientes), de dicho saldo positivo.

 

c) Si tras dicha compensación quedase saldo negativo, su importe se compensará en los cuatro años siguientes y en el mismo orden.

 

Hazte Cliente