3
/
7

Nivel de riesgo

Este dato es indicativo del riesgo del fondo y está calculado en base a datos simulados que, no obstante, pueden no constituir una indicación fiable del futuro perfil de riesgo del fondo

Liberbank Ahorro FI

Nº 1 de su categoría en el ranking 2011 del diario Expansión.

 

Fondo de Inversión que invierte en Renta Fija a medio- largo plazo, principalmente en valores de Renta Fija nacionales.

 

Orientado a inversores de perfil moderado, dispuestos a asumir ciertos riesgos propios de las modificaciones en los tipos de interés y que desean diversificar sus inversiones en los mercados de Renta Fija.

 

Las inversiones del Fondo se realizarán tanto en Deuda Pública, como en Renta Fija Privada, de emisores de la más alta calificación crediticia, preferentemente de la Unión Monetaria Europea.

 

Clase A: orientado a inversores de perfil conservador, dispuestos a asumir riesgos mínimos consecuencia de las modificaciones en los tipos de interés y que desean diversificar sus inversiones en los mercados de renta fija.

 

Clase C: fondo dirigido a clientes con Gestión Delegada de Carteras.

 

Este Fondo de Inversión tiene un riesgo Medio.

Contratar

¿Hablamos?

Ventajas

  • Excelente trato fiscal, no tributando hasta el momento de su reembolso, por lo que se facilita el traspaso entre fondos para ajustar libremente su inversión a la situación de los mercados.
  • Para facilitar la gestión de tus inversiones existe la posibilidad de establecer suscripciones y reembolsos periódicos.
  • Accesible para cualquier inversor, independientemente del importe a invertir.
  • Alta liquidez, pudiendo disponer de tu dinero cuando lo desees.
  • Gestión profesional, realizada por un equipo de gestores especializado.

Solicita más información

Condiciones

  • La duración mínima recomendada de la inversión es de 2 años.
  • Inversión mínima de 6 euros.

Fiscalidad

En el Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF), las ganancias o pérdidas patrimoniales generadas por reembolsos de participaciones de Fondos de Inversión, desde el 1 de enero de 2015, se integran en la Base Imponible del Ahorro, con independencia de la antigüedad de las participaciones y tributan a los siguientes tipos de gravamen:

BASE DEL AHORRO
Tramos2018
Hasta 6.000 euros19%
6.000 a 50.000 euros21%
más de 50.000 euros23%


NOTA: la información indicada a continuación es de carácter general, no constituye asesoramiento fiscal y puede estar sujeta a futuras modificaciones de la normativa fiscal. Para los residentes fiscales en el País Vasco y Navarra, las referencias a la Ley del IRPF serán las que correspondan a la legislación foral propia con las especialidades que se establezcan en las mismas.

La ganancia o pérdida patrimonial, se determina por diferencia entre el importe de reembolso y el valor de adquisición; a estos efectos, se considera que se transmiten las participaciones que se han adquirido en primer lugar (criterio FIFO). En el caso de participaciones adquiridas con anterioridad al 31 de diciembre de 1994, la ganancia patrimonial obtenida, hasta alcanzar el valor liquidativo a 31 de diciembre de 2005, se reduce en un 14,28% por cada año de tenencia, computado por exceso, hasta el 31 de diciembre de 1994.

Desde el 1 de enero de 2015, esta reducción solo se podrá aplicar hasta que la suma acumulada del valor de transmisión de los bienes cuyas ganancias patrimoniales sean objeto de reducción, alcance los 400.000,00 euros por contribuyente, sin que puedan reducirse las ganancias a partir de este importe.

Existen reglas especiales para la integración y compensación en el IRPF de las pérdidas patrimoniales obtenidas en la transmisión de participaciones de Fondos de Inversión:

  • Estas pérdidas patrimoniales se podrán compensar con las ganancias patrimoniales que derivan de la transmisión de elementos patrimoniales.
  • Si el resultado de esta compensación es negativo,  el saldo se compensará con el saldo positivo resultante de integrar y compensar exclusivamente entre sí, los rendimientos del capital mobiliario procedentes de la participación en los fondos propios de entidades, de la cesión a terceros de capitales propios, de operaciones de capitalización, de determinados contratos de seguros y de la imposición de capitales,  con el límite del 20% (en 2017) y del 25% (en 2018 y  siguientes), de dicho saldo positivo.
  • Si tras dicha compensación quedase saldo negativo, su importe se compensará en los cuatro años siguientes y en el mismo orden.